Mostrando todos los resultados (6)

El fular portabebés: tu bebé cerca de tu corazón

El fular portabebes es un sistema de porteo muy popular. Está especialmente indicado para el porteo a partir del nacimiento y durante los primeros meses, aunque se puede usar hasta los 15kg de peso (unos 3 años de edad, aunque dependerá de la complexión del niño).

Es un portabebés muy cómodo que se adapta perfectamente al cuerpo del bebé aportando una excelente ergonomía. Además, al ser una simple tela cuando no lo estés usando se puede plegar fácilmente y guardar sin ocupar mucho espacio.

¿Qué es un fular portabebés?

Un fular portabebés simplemente es un trozo de tela que se anuda al cuerpo del porteador envolviendo al bebé y manteniéndolo pegado al cuerpo del adulto y en una posición natural y ergonómica (siempre que se manipule y se ajuste correctamente, claro). El fular es un portabebé ligero y cómodo, tanto para el adulto como para el niño. Podemos encontrar fulares elásticos y fulares de tejido rígido.

Fular elástico

De talla única y fabricado con tela elástica de unos 5 metros de largo y 70cm de ancho que permite realizar diferentes tipos de anudados según la posición de porteo y el peso del niño. Una de las principales ventajas de los fulares elásticos es que permiten portar a los bebés recién nacidos de una forma cómoda y segura. Está especialmente indicado para bebés desde los 0 a los 6 -12 meses, aunque se puede usar también para más allá de esa edad adaptando el tipo de anudado al peso del niño.

Sus principales ventajas son su ligereza, no ocupa espacio cuando está plegado, su gran adaptabilidad al bebé y su facilidad de uso (permite preanudar el fular para luego poner el bebé fácilmente).

Fular de tejido rígido

Elaborado con tejidos muy resistentes permiten soportar un mayor peso que un fular elástico. Esto hace que permita llevar bebés recién nacidos y hasta los 15kg de peso. Sin embargo, en este caso hay diferentes tallas y habrá que escoger su longitud en función de las tallas de niño y adulto. Otro aspecto positivo a destacar es que al tratarse de un tejido rígido el anudado no se desajusta, como sí puede pasar con un fular elástico.